Breaking Bad o cómo la metanfetamina acaba con tus dientes

La metanfetamina se ha convertido en los últimos años en una droga muy popular. Aunque afortunadamente es muy poco común en Europa, la meta o ‘meth’ –como se la conoce en Estados Unidos- está causando estragos entre la población norteamericana.

Vuelta a poner de moda, en parte por la exitosa serie norteamericana Breaking Bad, la metanfetamina es en la actualidad una de las sustancias más peligrosas y un verdadero quebradero de cabeza para la salud pública en América del Norte, donde se ha convertido en la droga favorita de tribus urbanas, desde hipsters a raperos, llegando a alcanzar niveles de culto para la Generación Y. Su peligro radica no solo en su eficiente capacidad adictiva, sino en el rápido y brutal deterioro físico que provoca en aquellos que caen en sus redes.

Una de las secuelas más horribles para aquellos que logran escapar de la adicción es la conocida en inglés como ‘meth mouth’ o boca de meta. Una catalogación propia para una serie de daños bucodentales tan severos y extendidos que llegan a asustar a los profesionales, y desde Vélez y Lozano os vamos a explicar el por qué.

Breaking-Bad-ultima-escena_reference
¿Cómo se produce este horrible deterioro?

La metanfetamina produce xerostomía aguda, es decir, una disminución de la saliva que llega a ser práctica ausencia en el caso de los adictos crónicos. Dado que la saliva es la principal protectora contra las bacterias que atacan nuestros dientes y encías, la caries suele hacerse con el control de los dientes de manera masiva y rápida.

A esto se le suman dos factores clave: la ingesta de bebidas carbonatadas, las cuales no sólo debilitan la dentina, sino que además están compuestas de azúcares que sirven de alimento las bacterias. Estas se multiplican de forma exponencial en la línea que separa las encías de los dientes, produciendo enfermedad periodontal.

Por otro lado, dada la euforia continuada y el número de horas que un adicto a la metanfetamina pasa despierto, la dieta se transforma en una ingesta baja en nutrientes. La paranoia hace su aparición, junto con el bruxismo –rechinar y apretar los dientes-, llegando a producir astillamientos e incluso roturas de piezas.

El resultado de todos estos factores en la mayoría de los casos de ‘boca de meta’ acaba con la pérdida de varias piezas dentales, múltiples caries, enfermedad periodontal aguda, pérdida del gusto, incapacidad para masticar, etc. Las consecuencias indirectas de estos problemas ahondan en la adicción, ya que la autoestima se pierde y cunden el abandono y la depresión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s