Consejos para mantener a raya la sensibilidad dental

Lucía se lavaba los dientes cuidadosamente después de cada comida, utilizaba seda dental con frecuencia para eliminar los restos de comida que el cepillo no alcanzaba y visitaba con regularidad a su dentista de confianza. Sin embargo, con la llegada del verano, comenzó a notar que algo no marchaba del todo bien en su boca.

Saborear ese delicioso helado que antes tanto placer le proporcionaba se había convertido en algo incómodo y hasta doloroso. Lo mismo ocurría con los granizados. Lucía no sabía por qué, pero la sensibilidad de sus dientes le estaba jugando una mala pasada y era consciente de que tenía que ponerle remedio.

sensibilidad-dental-clpadros-mejor-clinica-dental-barcelona-dibujo.jpg

El caso de Lucía afecta a una de cada cuatro personas. Padecer sensibilidad dental es algo muy común pero, al contrario de lo que se piensa, se trata de un síntoma que puede estar avisando de una patología más grave, por lo que es fundamental acudir a nuestro dentista de confianza y ponernos en sus manos para dar con la causa del problema y, de esta forma, encontrar una solución.

En esta nueva entrada del blog de Vélez y Lozano, tu clínica dental en Murcia capital que presta servicios en todas las especialidades odontológicas: periodoncia, ortodoncia, cirugía oral, odontopediatría, prótesis, etc., queremos ofrecer algunas claves para mantener a raya la sensibilidad dentinaria y profundizar sobre sus posibles causas.

Lo cierto es que, casi todos, en alguna ocasión, hemos experimentado molestias en nuestros dientes al tomar alimentos o bebidas muy frías o calientes. Para descartar si se trata de un problema realmente grave, la primera medida es visitar a nuestro odontólogo. Él analizará hasta qué punto está dañado el esmalte de nuestros dientes y evaluará nuestras encías, comprobando si existe una retracción de las mismas.

Hipersensibilidad-dental-blog-vida-es-salud-3.jpg
Entre las diversas causas que pueden generar la sensibilidad dental se encuentra el hecho de ingerir productos demasiado ácidos en nuestra dieta (zumo de limón, refrescos, medicamentos como la aspirina, etc.) o cepillarnos los dientes con demasiado fuerza, lo que podría estar erosionando el esmalte de nuestros dientes.

Hay que prestar especial atención a la enfermedad periodontal, que puede incluso derivar en la pérdida de piezas dentales si no se trata, además de otras posibles causas como fracturas dentales, padecer reflujo gastro-esofágico, caries que no han sido debidamente tratadas y empastes defectuosos o con filtraciones, entre otros factores.

Los dentistas recomiendan usar un cepillo de dientes apropiado (cuyas cerdas no sean demasiado agresivas), renovar el mismo cada tres meses y emplear dentífricos específicos contra la sensibilidad. Con todo, lo esencial es acudir a las pertinentes revisiones con el dentista y acudir a una clínica de inmediato si el problema va a más.

Hipersensibilidad-dental-blog-vida-es-salud-3.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s