¿Qué ocurre tras hacerme una endodoncia?

Cuando un endodoncista nos realiza un tratamiento de conductos – comúnmente conocido como ‘matar el nervio’ – es normal sentir cierta molestia en la zona durante unos días después, mientras se lleva a cabo el proceso de curación.

También es posible notar algo de dolor en la mandíbula como consecuencia del esfuerzo realizado para mantener la boca abierta durante el tratamiento. Estos síntomas son pasajeros, y normalmente se solucionan sin complicación mediante el uso de medicación analgésica. Es importante que sigas las instrucciones de tu endodoncista en Murcia relativas a la medicación.

endodoncia-reconstruccion-emilio-gil-lopez-velez-lozano-murcia

Consejos a tener en cuenta tras el tratamiento

  • No comas nada hasta que se te pase el efecto de la anestesia. Evitará que te muerdas el labio o la lengua.
  • No mastiques con el diente endodonciado hasta que se termine la reconstrucción definitiva (empaste, incrustación o corona).
  • Mantén un higiene adecuada como harías normalmente.
  • Si tienes un empaste provisional, es normal que se desgaste una pequeña capa, aunque a veces pueda parecer que se ha caído entero, lo normal es perder sólo la parte más superficial.
  • Contacta con tu endodoncista en cualquiera de estos casos:
    • Inflamación evidente tanto fuera como dentro de la boca.
    • Reacción alérgica a la medicación, incluyendo enrojecimiento o picor.
    • Reaparición de los síntomas iniciales.
    • Los dientes ‘chocan demasiado’ al morder.

Por otro lado, es posible que sigas notando sensaciones extrañas unos días después de que la endodoncia se haya realizado. Sin embargo, si continuas con dolor intenso pasadas las 48 horas, contacta con tu endodoncista.

¿Qué cabe esperar?

Un diente con un tratamiento de endodoncia realizada con microscopio, seguido de una restauración adecuada, puede durar tanto como tus otros dientes naturales. Después de ser restaurado, tienes que mantener una buena higiene oral, la cual incluye cepillado, hilo dental, y revisiones y limpiezas con tu dentista, como en la clínica dental Vélez y Lozano.

Es posible que tu endodoncista haga una radiografía cada cierto tiempo para comprobar que el diente está curado y no hay ningún problema. A veces, un diente endodonciado no se cura o sigue doliendo. En otras ocasiones, un diente endodonciado puede enfermar o doler meses o incluso años tras un tratamiento exitoso. Cuando esto ocurre, normalmente, el diente puede salvarse repitiendo el proceso de la endodoncia

Anuncios